Bienvenidos a nuestros paseos-

"Este blog pretende ser un mosaico en el cual se plasmen, en imágenes, esos momenticos de los que intentamos disfrutar cada semana siempre y cuando las obligaciones familiares nos lo permitan. No buscamos grandes hitos, ni grandes hazañas, lo único que perseguimos es disfrutar, unas horas a la semana, de los regalos que nos proporciona la madre naturaleza. Esto nos carga las pilas para comenzar una nueva semana. ¿Qué mas podemos pedir?"
Esperemos que os gusten las imágenes que recogemos en nuestros paseos y si os animáis a hacer alguno de ellos, encontraréis, en cada reportaje un enlace que os llevará a la ruta que previamente hemos descargado en Wikiloc.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Dalt Vila, historia de una isla.

Duración.- 42 minutos.
Desnivel acumulado.- 84 metros.



Dalt Vila.

Situado en la zona más alta de la capital de la isla, Dalt Vila es considerado el núcleo histórico de Ibiza. Sus espectaculares murallas se alzan sobre una colina y son visibles a kilómetros de distancia tanto por tierra como por mar.

Se construyó bajo reinado de Felipe II, allá por el S.XVI, al dotar a la isla de un papel estratégico en la política de defensa del mar Mediterráneo. Su misión consistía en frenar los ataques, las invasiones y los saqueos de los piratas berberiscos. Junto con el recinto amurallado de la Veleta, en la isla de Malta, estas fortalezas son las únicas renacentistas que se conservan completas en el continente europeo. Se diferencian de las fortalezas medievales, conformadas por torres unidas por muros, por estar compuestas por diferentes baluartes en forma de punta de flecha que se encuentran situados a distintas alturas. Estos baluartes se encuentran unidos por lienzos de murallas y están dotados por refugios interiores para la artillería llamados "casamatas".

La construcción de este recinto amurallado tuvo lugar en un momento de confrontación del reino de Felipe II contra el imperio francés y el imperio otomano. La población de la isla sufría constantes ataques por los corsarios de Argel que arrasaban la isla asesinando o secuestrando, para comercial con ellos, a los habitantes de la isla. De entre todos uno destacaba por encima del resto, el corsario Hayrredín Barbarroja que era el almirante de flota turca. Ante tal amenaza la defensa de la isla de Ibiza se convirtió en una prioridad por lo que se construyeron las murallas a prueba de artillería. Para ello, además, hubo que dotar una flota de galeras para que pudieran proteger las canteras, situadas en la vecina Formentera, con el fin de poder suministrar la piedra de mayor calidad a pesar de los continuos ataques de los piratas argelino que querían, a toda costa, evitar la edificación de la fortaleza. Cuando esto ocurría había que echar mano de la arenisca de la propia isla. Esto hace que hoy en día las murallas conserven distintas clases de materiales.

Por último destacar que a la hora de edificar el perímetro de la fortaleza los ángulos de tiro fueron planificados al milímetro de manera que cada baluarte, a pesar de perder poder defensivo propio, protegía, con su artillería, al que se situaba a cada lado. El resultado fue el esperado y, a pesar de que durante siglos los corsarios estuvieron asediando los arrabales de la isla, la isla jamás fue conquistada.



El paseo comienza a la altura...
... del barrio de la Marina en donde está situado el Mercat Bell y la  famosa cafetería "Croissant show" famoso por sus suculentos desayunos.
Desde ese punto ascendemos una tendida rampa que...
... entre murallas de piedra que constituyen la fortaleza...
... nos va a llevar a su interior...
... atravesando el Portal de Ses Taules. Esta puerta, construida en 1.585 posee se encuentra flanqueada por dos estatuas romanas que representan al guerrero Cayo Julio Tirón y al dios Juno.

Atravesando bajo la puerta llegamos a la plaza de armas a la que se le conoce hoy el día como "el rastrillo". En este lugar se ubicó el primer mercadillo happy de la isla de Ibiza. 
Su interior alberga diez arcos de medio punto y una gran chimenea en donde, antiguamente, se situaba el cuerpo de guardia.
Detalle de un pequeño balcón renacentista en el interior del patio  de armas.
Si seguimos subiendo iniciaremos un fabuloso recorrido que nos va a llevar de baluarte a baluarte. El primero que vamos a visitar es el baluarte de  Santa Lucía... 
... situada encima del bario de Sa Penya y que alberga un antiguo polvorín que fue construido a finales del S. XVIII. En este lugar...
... tuvo lugar un trágico suceso al caer un rayo, allá por 1.730, detonando casi 400 quintales de pólvora. Murieron 15 personas y hubo innumerables desperfectos...
... en las edificaciones de la zona. Desde entonces ese fatídico año es conocido como "el año del trueno".
Desde este punto podemos contemplar unas espectaculares vistas del puerto deportivo de Ibiza...
... de la ciudad moderna...
... de la ciudad amurallada...
... y de la isla de Formentera en la lejanía.
Zoom.
Panorámica.
Seguimos recorriendo el baluarte...
... hasta llegar a la réplica del sepulcro de Guillem de Montgrí cuyo original se encuentra en la catedral de Girona. Este personaje fue el conquistador de la isla de Ibiza y esta réplica se encuentra enfrente a un edificio propiedad del ayuntamiento de la localidad.
De la plaza ascenderemos por el primero de los dos túneles que hoy recorreremos, este primero es más moderno, para acceder...
... por estas escalinatas...
... a los baluartes de Sant Jordi y de Sant Bernat.     os dos siguientes baluartes, Sant Jordi y Sant Bernat, están unidos por la Ronda de la Almudaina y tras ellos se sitúa el Castillo, hoy en rehabilitación para acoger el futuro Parador de Turismo de la isla. Son los dos baluartes más elevados y desde ambos se disfrutan unas vistas extraordinarias de  Entre ambos se sitúa también la entrada a (s. XVI), que desemboca en un parking exterior a la muralla, por lo que muchos visitantes inician su visita por este punto (cuarto acceso).

Ambos baluartes están unidos...
... por el tuner peatonal de Soto Fosc...
.. que fue usado como refugio en época de la Guerra Civil.
Las vistas desde el baluarte...
... son espectaculares.
Pero sobre todo al atardecer.
Panorámica con vistas hacia Playa d`Bossa ...
... y mirada hacia Formentera.
Una vez disfrutadas las vistas...
... atravesamos esta estrecha callejuela...
... para llegar a la catedral de Ibiza situada en la parte más alta del recinto amurallado lo que le hace estar visible desde cualquier punto de la ciudad. Construida a lo largo del S.XIII, sobre la antigua mezquita de Yebisah, posee un estilo gótico-catalán aunque la nave pertenece al estilo barroco.
En 1.782 pasó a ser catedral al declararse Ibiza como sede episcopal. 

Panorámica...
... desde la plaza de la catedral.
En su exterior destacan la sobriedad y robustez de sus numerosos contrafuertes.
El descenso lo hacemos recorriendo el laberinto de callejuelas que albergan numerosas tiendas de especial encanto...
... callejuelas perfectamente encaladas...
... provistas de vegetación puramente mediterranea...
... como podemos comprobar...
... en estas fotografías.
Acceso a una vivienda de Dalt Vila.
Precioso interior de una de las viviendas de la zona alta.
Los rincones que podemos encontrar...
... en el descenso de la parte alta de la fortaleza son numerosos y seguro que permanecerán en nuestra memoria durante mucho tiempo.

domingo, 27 de agosto de 2017

Ruta del Cares.

Duración.- 5 horas y 35 minutos.
Desnivel acumulado.- 663 metros.

Ruta del Cares.

Hoy nos hemos acercado a la localidad leonesa de Caín, situada en pleno corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa, con el fin de realizar la Ruta del Cares, también llamada ruta de "La Garganta Divina", con el fin de poder contemplar un magnífico espacio natural en pleno apogeo. Esta garganta ha sido esculpida por el río Cares, a lo largo de los años, sobre piedra caliza situada a una altitud de más de 2.000 metros.

Este paraje natural es un claro ejemplo de la bravura de la naturaleza al permitir al río Cares separar, con su profundo cauce, las poderosas y regias paredes calizas del macizo central y occidental de los Picos de Europa socavando, entre dichas montañas, un desnivel de más de 2.000 metros de profundidad.

Dicho curso del río fue aprovechado por el hombre para crear una antigua ruta de comunicación entre las localidades de Caín y Poncebos, localidades que pertenecen a las comunidades de León y Asturias respectivamente. Posteriormente la senda fue mejorada y se construyeron canalizaciones para el agua con el fin de abastecer a la localidad de Poncebos. Es digna de destacar la actitud de aquellos hombres que, con su esfuerzo, mejoraron considerablemente dicha senda a pesar de lo escarpado del terreno y de las grandes inclemencias metereológicas que sacudían y sacuden estas latitudes.

La Ruta del Cares es uno de los senderos más conocidos de los Picos de Europa. En él podemos encontrarnos, sobre todo en verano, piscinas de agua turquesa además de grutas, puentes y senderos perfectamente esculpidos en la roca. En definitiva, esta ruta deja una imborrable huella en la memoria de quien la realiza invitándole a repetir lo antes posible.

Si bien no es un sendero con excesivas complicaciones si es cierto que se deben de extremar las precauciones cuando se transite por su estrecha senda. Sobre todo en días con inclemencias metereológicas o si se decide realizar esta ruta con niños o con personas poco acostumbradas a la montaña.



Powered by Wikiloc



Comenzamos el paseo...
... en la localidad leonesa de Caín...
... con su típica arquitectura montañesa.
Enseguida nos encontramos con el río Cares...
... al cual atravesamos por este puente...
... para adentrarnos...
... en el interior de su garganta. En esta fotografía podemos apreciar la presa de Caín...
... junto con los reflejos de sus tranquilas aguas.
Seguidamente nos adentramos en la garganta...
...  a través de unos túneles excavados en roca...
... desde donde continuamente...
... vemos caer agua en forma de cascada...
... lo que motiva la presencia de musgos y líquenes en sus paredes rocosas.
Seguimos paseando...
... mientras observamos...
... las verdes aguas...
... del río Cares...
... hasta llegar al famoso puente de "Los Rebecos" con su estructura metálica. Lo atravesamos...
... para, después de unos cuantos metros, volver a atravesar la garganta esta vez caminando por el puente al que llaman Puente de Bolin. 
Puente de Bolin. Puente más pequeño que el anterior pero desde el cual, igualmente, podemos contemplar unas excelentes vistas y seguir teniendo la sensación de estar colgados en el vacío.
Casi sin darnos cuenta...
... hemos ido ganando altura...
... y el cauce del río Cares cada vez queda más abajo...
... a la vez que los escarpes montañosos...
... nos quedan cada vez más cerca.
Como vemos en esta imagen...
... los túneles son continuos y desde ellos podemos apreciar la complejidad de esta ardua obra de ingeniería...
... debido, fundamentalmente...
... a lo escarpado del terreno.
Habitante de estos territorios.
Cabaña.
Siguiendo el curso del río...
... mientras atravesamos esta galería de túneles...
... por la estrecha senda...
... que serpentea...
... el desfiladero...
... nuestras vistas se van ampliando.
Zoom...
... al cauce del río...
... desde un paraje...
... en donde nos encontramos...
... esta preciosa obra arquitectónica esculpida, con el paso de los años, por los diferentes agentes erosivos del lugar.
Guardian del arco.
Llegado este momento emprendemos el regreso, de nuevo, hacia la localidad de Caín.
Lo hacemos insimismados en los diferentes rincones...
... que este paraje natural nos regala...
... mientras disfrutamos de todos los rincones de la garganta.
Zoom.